Estudios y Restauración en la Fachada del Palacio Jauregi, en Bergara (Gipuzkoa)

  • OBJETO > Fachada principal del palacio Jauregi.
  • UBICACIÓN > Palacio ubicado entre la esquina de la Plaza de San Martín de Aguirre y la calle Bidekurutzeta nº 2 y la casa Zabala-Ondarza, formando medianil, en Bergara, Gipuzkoa.
  • TÉCNICA DE EJECUCIÓN > Escudo de piedra arenisca labrada, S.XV. Bajo relieve realizado en mortero de yeso, en torno a 1500. Esgrafiado de cal y escorias, comienzos S.XX.
  • PROPIEDAD > Banco Guipuzcoano.
  • TRABAJO REALIZADO PARA > Banco Guipuzcoano.
  • DURACIÓN DE LOS TRABAJOS > 1ª fase 2005 y 2ª fase, Junio- Octubre de 2007.

PRESENTACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LOS TRABAJOS

El inmueble en el que se encuentra la fachada del Palacio Jauregi, fue declarado Monumento Arquitectónico Artístico en 1923. La bergaresa casa Jauregi, fue construida a finales del siglo XV como edificio entre medianeras. Esta casa siempre constó de tres alturas, la primera realizada en sillar con arco central adovelado y engalanado con escudo de armas. La segunda o principal acogió en su fachada el magnífico relieve que representa, sobre un abigarrado fondo vegetal, diversos personajes y escenas áulicas y palatinas. La tercera altura, bajo la cubierta, estaba también decorada, esta vez mediante un esgrafiado. Tras las reformas de finales del siglo XIX, la casa Jauregi conservó la pieza heráldica de la primera altura y el relieve figurativo de la principal. El frente de los tres nuevos pisos construidos se decoró nuevamente con labores de esgrafiado (mortero de escorias) inspiradas en el primitivo original. La importancia artística del relieve figurativo lo avalan los estudios históricos elaborados por los profesores Pedro Echeverría Goñi y Jesús Gil Massa.

El estudio fue solicitado por Xabier Aranburu, técnico de Cultura del Ayuntamiento de Bergara. La primera intervención de urgencia, se realizó en el bajo relieve (yesería), y consistió en los trabajos de: consolidación y fijación de zonas con riesgo de pérdida inminente, que además permitió la realización de una propuesta integral de restauración y una primera evaluación de los daños principales que presentaba el conjunto de la fachada. En la segunda fase, llevada a cabo en el 2007, además de realizarse los estudios de la técnica de ejecución, los de laboratorio, la historia material y el estudio histórico artístico, se llevó a cabo, una restauración integral. Ésta consistió en: la eliminación de las patologías detectadas, limpieza, consolidación, colocación de morteros, reconstrucción de pérdidas volumétricas, entonado de las lagunas y la colocación de protecciones (canalón y protecciones en los alfeizares de algunas ventanas) en las zonas con riesgo de deterioro.